La contratación pública es una actividad económica y un instrumento de gasto que debe ser empleado racionalmente para elevar el bienestar. Actualmente, no contamos con los instrumentos para obtener el mayor valor a cambio de los recursos públicos que se gastan en las contrataciones públicas. En este capítulo se abordan los principales problemas de la política de contratación de obra pública y se evidencia que el empleo de excepciones se ha vuelto la regla general, como el permitir que se realicen obras sin planeación adecuada y completa o con procedimientos de contratación distintos a la licitación pública. Esto ha impedido generar valor con las contrataciones públicas. Un mejor escenario exige institucionalizar procesos, mayor uso de las nuevas tecnologías, apertura gubernamental y participación ciudadana.
https://www.mexicoevalua.org/wp-content/uploads/2018/04/Libro_Lease_SiQuiere_Gobernarenserio_capitulo06.pdf